Un aliado para combatir las hemorroides: Pasiflora.

La Pasiflora o Flor de la Pasión (también se conoce como Pasionaria o Flor de los clavos de Cristo), es una planta trepadora originaria de México que tiene propiedades adecuadas para los problemas de Almorranas y hemorroides. La Pasiflora es un potente antiinflamatorio, analgésico y deinfectante que podemos tomar de dos maneras para que su efecto sea el doble.

Por una parte, podemos tomar infusiones de Pasiflora. La preparación es sencilla: vertemos en un vaso con agua hirviendo una cucharada de pasiflora, hojas o flores, se deja reposar y en 5 minutos se cuela y se endulza con un poco de miel o azúcar moreno. Tomar dos al día.

Otra forma más rápida de conseguir los beneficios de esta planta medicinal, es utilizarla de forma tópica sobre las hemorroides o almorranas. Para las hemorroides sangrantes, introducir en un recipiente con agua hirviendo, 100 gr. de hojas y flores frescas de pasiflora o flor de la pasión ( o 50 gr. de flores y hojas secas). Retirar del fuego, dejar enfriar y colar. Se emplea para hacer lavados unas 2 o 3 veces al día.


No debe tomarse por más de una semana y siempre consultar al médico en caso de embarazo o lactancia.

Hemorroides: cuándo ir al médico.

Cuando sufrimos hemorroides o almorranas, lo ideal es ir al médico para que pueda recetarnos el mejor tratamiento y si fuera necesario, plantear la posibilidad de utilizar algún método quirúrgico.
Cierto es, que por pudor, miedo, vergüenza, intentamos retrasar la visita hasta que ya no podemos más, entonces es quizá demasiado tarde para poder recuperarnos sin utilizar técnicas médicas invasivas que impedirán una pronta recuperación. Para evitar esto, hay que saber cuando ir al médico y dejar los miedos a un lado.

¿Cuándo debemos ir al médico pues? Pues aquí te dejo algunos consejos.

Debes consultar al médico si:


  • Advierte sangre fecal o sangra el recto
  • Tiene una diarrea inexplicable o estreñimiento durante más de 2 semanas.
  • El tratamiento no mejora los síntomas.
  • Se siente enfermo o baja de peso.
  • Tiene dolores rectal prolongado o molestias excesivas al defecar.


Debes acudir inmediatamente al médico si:


  • La hemorragia rectal es intensa.



Baño de asiento con romero, cola de caballo y ortiga

Si somos propensos a sufrir almorranas o hemorroides, podemos hacer un sencillo baño de asiento para prevenir que vuelvan a aparecer.Una vez a la semana tomaremos el baño a ser posible con hierbas como romero, cola de caballo y ortigas. Lo ideal es que pongáis el agua caliente con las plantas, luego, dejar enfriar un poco y os bañáis cuando el agua está tibia.

  • El romero desinflama y relaja la zona 
  • La cola de caballo, además de desinflamar y favorece la cicatrización cuando las hemorroides son sangrantes.
  • La ortiga (Ortiga Mayor) es un analgésico y desinflamante muy potente.

Por supuesto, después de las deposiciones, debes lavarte lo mejor posible con agua fresca y jabón. Y aplicar un poco de crema hidratante... al principio notarás una sensación rara. Pero en muy pocos días verás que desaparecen las hemorroides o almorranas.

Própolis para hemorroides y almorranas.

Con el própolis, del cual se saca el propóleo, se prepara un aceite que viene fenomenal para reducir los problemas de almorranas y hemorroides.
Este aceite tiene propiedades, muchas:
Acción antibacteriana y bacteriostática.
Acción cicatrizante
Acción positiva sobre los mecanismos inmunológicos.
Acción antifúngica
Acción anestésica.
Acción antiinflamatoria.
Acción balsámica. 

Estas última tres actividades del própolis son las que nos van a ayudar a reducir la inflamación y en general la molestias que nos producen las hemorroides.

Para sacarle el máximo partido al própolis, cada vez que defequemos, nos debemos lavar muy bien el ano con agua y con jabón y después, aplicamos sobre la zona con una esponja o una gasa bien limpias, aceite de própolis untado.

Si quieres saber más sobre el propoleo y sus propiedades: ENLACE

Lavanda o espliego para las hemorroides.

Para las fisuras anales o hemorroides para embarazadas o no, la lavanda puede ser un buen remedio que nos va a aliviar la irritación reduciendo la hinchazón. Pero no solo tiene propiedades antiinflamatorias, sedantes, o balsámicas que puedan aplicarse para la hinchazón; cuando las hemorroides sangran, la lavanda nos protege ya que tiene propiedades antisépticas, bactericidas y antimicrobiano.

Podemos aplicarlas de varias formas, en aceites, baños, etc. Veamos algunas:

1º- Tomar baños de asiento con frecuencia con agua tibia (quizá un poco fresca) a la que habrá añadido un puñado de sal o unas gotas de aceite de lavanda para desinflamar las hemorroides.

2º- Puedes hacer los baños pero habiendo preparado anteriormente un litro de agua con las hojas y flores de la lavanda. Una vez preparado lo mezclas con el agua del baño y ya está.

3º- Otra forma es mezclar 3 gotas de aceite de lavanda con 5 de aceite de oliva. Después de lavar bien la zona, aplica la mezcla de aceites con la mano y de forma suave.

Al ser un tratamiento natural y suave pero eficaz, puede prepararlo toda clase de personas, incluido embarazadas.

Plántago psyllium


La causa más común de las hemorroides es una dieta baja en fibra, lo que provoca estreñimiento y da lugar a heces pequeñas y duras que son difíciles de evacuar porque producen mucha irritación. Un remedio que es muy utilizado en países de clima mediterráneo:  añadir a nuestra dieta puede ser añadir semillas de Psyllium, que son ricas en fibra y favorece heces de fácil y suave evacuación.

Las semillas de Psyllium ayuda a prevenir las hemorroides y también hacer deposiciones menos doloroso.

Se pueden encontrar fácilmente en las tiendas de nutrición más hierbas.

  • Empiece a tomar una cucharadita de semillas de psyllium en un vaso de agua por la mañana, como parte de su desayuno matutino. Al final de la semana ya se tienen que sentir los efectos.


  • En la segunda semana añadir otro vaso con su almuerzo.


  • Poco a poco y durante la tercera semana, puede convertir en un hábito la toma de estas semillas hasta tres veces al día.


Al tomar los tres vasos de psyllium, las necesidades de fibra están cubierta y no requiere más alimentos con fibra si no lo desea.
Por otra parte, se aconseja beber bastante agua, para las hemorroides en sí pero también porque estas semillas absorben mucha. Piensa que para que la fibra cree heces grandes y suaves debe absorber más agua de lo normal.

Tumbado para el dolor.

El síntoma más molesto que podemos tener cuando sufrimos de las hemorroides, es el dolor. No molesta al estar de pié, sentado e incluso acostado, y no sabemos como ponernos. Por supuesto el cuerpo es muy sabio y siempre nos mostrará cual es la posición más cómoda y mejor reduciendo el dolor de las hemorroides y almorranas.

Pero si tenemos alguna duda, tenemos que tener en cuenta que la mejor postura es tumbado (boca arriba) y elevar las piernas un poco por la horizontal del cuerpo, estate en esa posición relajando el cuerpo durante 10 minutos. Además, realizar este ejercicios un par de veces al día  , reducirá la inflamación y el dolor.

Este remedio puede utilizarlo quien sea, incluso las más delicadas como personas mayores o embarazadas. Únicamente que si te relajas mucho es conveniente levantarse poco a poco.

Trucos y consejos para las hemorroides.

De nada nos sirve que utilicemos remedios caseros y naturales, o pomadas y otros tratamientos médicos y farmacéuticos para las hemorroides si no las cuidamos de manera habitual. Puede que algún remedio nos ayude a bajar la inflamación, tanto que parezca que ha desaparecido... pero no nos engañemos, hay que cuidarlas para evitar que vuelvan a aparecer.

Algunos consejos:
  • Tener bien limpia la zona anal. La higiene es muy importante ya que en el momento se produce el sangrado, si no está bien limpia, es más fácil que se produzca infección e inflamación de la hemorroide o almorrana. Los enemas o lavativas son una forma casera y natural de limpiarse el colon de manera efectiva.
  • El frio, limpiarse con agua fresca, incluso pasarse un hielo, si se puede ayuda a reducir la inflamación.
  • Nunca limpiarse con papel, es mejor con agua fría y un poco de jabón. El papel irrita la zona.
  • La dieta debe cambiar. La fibra es indispensable en la salud y evita el estreñimiento. Si constantemente tenemos estreñimiento  forzamos e irritamos la zona del ano. Más verdura y fruta.
  • Evita el sedentarismo. Si en el trabajo estamos sentados o de pie mucho tiempo, es más difícil que la circulación sanguínea fluya adecuadamente. Mejor caminar una hora mínimo al día o otro tipo de ejercicios, aunque al principio parezca los contrario, con el tiempo verás que viene muy bien.
  • Mantén la zona hidratada. Hay un muchas cremas y marcas comerciales para los daños de la hemorroides, todas ellas son muy hidratantes.
  • Bebe bastante agua, hasta 3 veces al día si tienes hemorroides o almorranas.
  • Si sangra mucho acuda al médico.


Rallado de patata para las hemorroides.

No es broma si digo que las patatas van bien para las hemorroides y almorranas. No, realmente la patata  es muy buena, el almidón que contiene produce un efecto emoliente. De hecho, se utiliza para mascarillas y cremas antiacné y se consiguen buenos resultados.
Además, las patatas tienen propiedades astringentes que pueden ayudar a reducir la hinchazón de las hemorroides y aliviar el dolor y la picazón.


Para aplicar la patata en los casos leves y graves de hemorroides y almorranas, se debe eliminar la piel y rallar una papa, coloca la pulpa en la zona afectada. Se puede dejar en el área por unos quince minutos antes de retirar y aclarado. Un consejo útil es poner en la nevera durante unos quince o veinte minutos antes de aplicar para enfriar la patata rallada . La papa fresca puede calmar la zona, así como ayudar a reducir la inflamación para aliviar el dolor y la picazón. Es uno de los remedios caseros y naturales más eficaces para las hemorroides.

Llantén menor.


Para las hemorroides y almorranas, este antiguo remedio casero y natural a base de una planta llamada Llantén te vendrá muy bien.

Ingredientes:

  • 40 gr de hojas frescas de llantén.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 10 gr de hojas secas pulverizadas.


Preparación:
Extraer el jugo de un puñado de hojas frescas y limpias (40 gr). Mezclarlo con la mantequilla y las hojas de llantén pulverizadas. Mezclar hasta conseguir una pasta homogénea.

Uso:
Se pone un poco de esta pasta en un paño y se aplica de 3 a 4 veces al día en la parte afectada. Lo demás se guarda en un frasco.

Compresas de lino o linaza.

La linaza, la semilla del lino, tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Y entre ellas, podemos encontrar algunas que nos van a favorecer los problemas de almorranas y hemorroides, estas son:



  1. Gracias a su alto contenido en prostaglandinas y en omega 3, la linaza regular la tensión arterial.
  2. Desinflamar la zona.
  3. Ayuda a controlar el estrés que es un factor que agraba las hemorroides y almorranas.
  4. Contiene una alta concentración de antioxidante.
  5. Además actúa como laxante, evitando el estreñimiento.


Preparación:
Para preparar este remedio, se agregan 50 gramos de semilla de linaza a 3 litros de agua y se les hierve durante 20 minutos, se filtra luego y se les exprime. 

Uso: 
Debe aplicarse con compresas con la pasta de lino "linaza" a las partes afectadas.



Bioflavonoides para hemorroides: ideal para embarazadas.


Para las almorranas o hemorroides, tanto internas como externas, podemos echar mano a un compuesto vegetal que recibe el nombre de bioflavonoides. Los bioflavonoides son un remedio natural y casero y se creen actúa sobre las hemorroides estabilizando y el fortaleciendo las paredes de los vasos sanguíneos y reduciendo la inflamación.

Desde hace tiempo se llevan utilizando para reducir la inflamación, el dolor y posibles sangrados durante un ataque agudo de hemorroides.

Este tratamiento para las hemorroides es muy aconsejable para las hemorroides y almorranas en embarazadas ya que apenas tiene efectos secundarios, y si aparecen son leves y poco frecuentes (los flavonoides tangeretina sin embargo, no debe ser utilizado por las personas que toman tamoxifeno para el cáncer de mama).

Los principales flavonoides que se encuentran en las frutas cítricas, diosmina, herperidin y oxerutinas, parecen ser beneficiosos. Por tanto podemos asegurar que comer frutas cítricas es un buen remedio para las hemorroides.

Castaño de indias

El castaño de indias es un árbol de Asia ( de ahí su nombre) y constituye uno de los mejores remedios para tonificar las arterias y los capilares. Es utilizado en medicamentos para problemas de varices, sabañones, hemorroides y todo aquello que tenga que ver con problemas de circulación sanguínea. En concreto, el Castaño de Indias es beneficioso para las varices prolapsada y las externas.


Hierva 500 ml de agua con tres cucharadas de Castaño de indias unos 5 minutos y deje reposando otros 5 minutos. Puede tomarlo en forma de infusión. Aunque lo realmente recomendable es beberse un vasito (200 ml) 15 minutos antes de la comida o el almuerzo. En tres días notará que la inflación se reduce notablemente.



Rusco, tratamiento para hemorroides.

El Rusco (Ruscus aculeatus) es una planta utilizada para el tratamiento de las hemorroides y várices, gracias a sus componentes que son vasoconstrictoras y antiinflamatorias. Se aplica en forma externa y se utiliza su rizoma, raíz y hojas. Es recomendado para tratar problemas de mala circulación sanguínea. En la medicina popular, se utiliza para aliviar los síntomas tales como hinchazón y la inflamación y fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos .El compuesto activo de el Rusco es la escina, un componente que ayuda y favorece la circulación sanguínea. Además contiene gran cantidad de taninos, los glucósidos, la resina, el calcio y el potasio.

 El Rusco  puede ser tomado como un té o en cápsulas. También se puede aplicar externamente como una compresa. No se debe administrar durante el embarazo o lactancia. Sus bayas, consumidas por niños, provocan vómito, diarreas y convulsiones. 

Remedio para hemorroides internas.

Un enema o lavativa es una forma casera y natural de limpiarse el colon de manera efectiva. Además produce beneficios para todo el sistema digestivo, remueve toxinas, limpia el recto y lo desinfecta, facilita el tracto intestinal, descongestiona, parásitos, etc.

Para el tema de las hemorroides internas, podemos utilizar un enema de limón. El limón tiene múltiples propiedades: es refrescante, astringente, desinfectante y diurético.

Debes mezclar zumo de un limón con un vaso y medio de agua tibia. Esto quiere decir que de cada vaso de zumo de limón, deben haber dos más de agua tibia. Normalmente el enema se realiza con un recipiente de plástico con una cánula estrecha que debe introducirse. Un poco de jabón o crema hidratante ayudará a poder introducir la cánula  sin dañar más la hemorroides o almorranas.

Cataplasma de Cebolla.


Para preparar este remedio casero y natural para las hemorroides o almorranas, se debe picar y cocinar escasamente con un chorrito de aceite de linaza natural. Luego se deja enfriar y se debe machacar la cebolla y remover con el aceite. Este cataplasma debe aplicarse de forma tópica después del baño o antes de irse a dormir.

¿Cómo aplicar este cataplasma?

Con la punta del dedo se coge una pequeña cantidad de pasta y se introduce en el esfínter anal. Es posible que al pricipio escueza un poco, pero ten paciencia, como dicen: lo que pica, cura. Una parte del ungüento sobrante lo viertes sobre unas gasa, y se aplica en el ano sujetándolo con esparadrapo y con la ropa interior. Algo así como una compresa.
Mantener el emplasto de pasta de espinacas en el esfínter anal todo el tiempo que sea necesario, hasta que las hemorroides se descongestionen y dejen de molestar.

El parto, ¿porqué aparecen hemorroides?

 Es tanto el esfuerzo que también es posible que aumente la presión sanguínea favoreciendo la aparición de almorranas o hemorroides. De hecho, no es raro que durante el parto, se llegue a defecar de manera involuntaria al tener que realizar un gran esfuerzo.
Al final, entre los puntos de sutura y las hemorroides y almorranas, se pase un post parto verdaderamente molesto.

Para aliviar esto, existen algunos consejos que puedes seguir para aliviar las molestias y desaparezcan cuanto antes las hemorroides y almorranas.

Un buen consejo es caminar. Al caminar vuelve a circular la sangre y alivia la inflamación.
También es aconsejable incluir más fibra en la dieta para evitar el estreñimiento.
Puedes aplicarte de manera natural y casera, el aloe vera o sábila.
Las cremas antihemorroides suelen funcionar muy bien.
Por otra parte, puedes hacer baños de asiento con agua fría y luego tibia. También puedes aplicar hielo, el frío reduce la inflamación.
Existen remedios caseros y naturales (que puedes ver en este blog) que utilizan: manzanilla y pétalos de rosas; espinacas; laurel, ajo y clavo; o flores de saúco.

En cualquier caso, las hemorroides y almorranas suelen desaparecer con el tiempo (a veces en 4 días), aunque en algunos casos, al perder la elasticidad de la piel, estas permanecen aunque de manera más relajada que después del parto.

Espinacas

Las espinacas sirven como antiinflamatorio, y desde hace años se ha aplicado para aliviar las inflamaciones intestinales.

Gracias a esta propiedad vamos a utilizar las espinacas como remedio casero y natural muy apropiado para bajar la hinchazón de las hemorroides, ya que el efecto de las espinacas sobre las hemorroides es descongestiva y además relaja y alivia la zona.



Ingredientes:
3 hojas de espinacas.
1 cucharada de aceite de oliva.

Preparación:
Picar las espinacas en trocitos tan finos como sea posible.
2. Mezclar las espinacas con aceite, mojándolas bien hasta que quede una pasta homogénea.

Forma de usarla:
Coger una porción reducida de la pasta preparada y se debe introducir en el esfínter anal. Lo que sobra de esta pasta se unta con gasas y se aplica. A veces, se puede sujetatar con esparadrapo o con la misma ropa interior.





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...