UN EJERCICIO PARA LAS HEMORROIDES.

Las hemorroides, ya sean internas o externas, aunque se sientan más a la hora de evacuar, tienen su origen en una mala circulación sanguínea en la zona. Cuando estamos mucho tiempo sentados, la presión que ejerce el asiento sobre las nalgas, impide la circulación sanguínea de forma fluida. También impedimos que la circulación sanguínea sea fluida cuando permanecemos mucho tiempo de pie parados. Cuando la sangre se queda en la hemorroide o almorrana, esta se inflama y es cuando produce el dolor, escozor y en algunos casos sangrado.

Existe un ejercicio que tiene su origen en el yoga, que nos ayuda a mover la circulación sanguínea de la zona. Es ideal para cuando sentimos las molestias típicas que producen.

EL EJERCICIO:

- Nos tumbamos hacia arriba con las piernas flexionadas y la planta de los pies en el suelo
- Los brazos deben ir estirados a lo largo del cuerpo.
3º- Hay do movimientos que deben ir acompañados de la respiración:
     3.1º -  Inspiramos y arqueamos la espalda baja, la zona lumbar.
     3.2º -  Espiramos y llevamos la zona lumbar hacia el suelo. Es importante que esté en contacto la mayor superficie de la espalda con el suelo.



Repetiremos este movimiento de forma dinámica pasando del paso 1 al 2 como en el dibujo y al ritmo de la respiración. En la bajada o aplanamiento de la zona lumbar para estar en contacto con la superficie del suelo, el movimiento debe ser poco a poco, vertebra a vertebra. Desde las dorsales bajando una a una hasta llegar al sacro. En breve notareis resultados.
Debes colocarte sobre una esterilla o toalla, evita que el suelo esté frío.

En Yoga existen muchos ejercicios que nos son útiles para reducir las hemorroides o almorranas. En general, se tratará de hacer ejercicios invertido, que son aquellos en que la cabeza se encuentra debajo de la pelvis. Algunos ejemplos son:

Uttanasana

Halasana

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...