AUTOMASAJE PARA EL ESTREÑIMIENTO.


Aunque este es un blog se escribe sobre "remedios para hemorroides", este post va estar relacionado con estas pero de manera indirecta, voy a describir una técnica de masaje que se llama "Vaciado de colon". Una técnica de masaje manual que podemos realizarnos a nosotros mismos y que sirve para activar el movimiento peristáltico, favoreciendo la expulsión de las heces y evitando el estreñimiento.  Y aunque no lo parezca, el estreñimiento tiene más relación con las hemorroides de la que os podáis imaginar. 

El intestino grueso, lo que hace principalmente es absorber agua de bolo digerido, se han absorbido las vitaminas, minerales, hidratos, etc; y ahora falta recoger el agua para ir produciendo heces más compactas. Cuando llega al colon, se ha apelmazado gran cantidad de materia fecal que si no es expulsada va haciéndose cada vez más y más dura, y por tanto durante la expulsión puede producir una irritación o sangrado de la hemorroide (sin contar con el esfuerzo que hay que realiza). Por tanto, hay que beber mucha agua y tomar fibra para ayudar el paso.

Pero es interesante este masaje por otro motivo añadido: las heces que tardan en expulsarse, van formando tóxicos que hacen que la sangre, y por tanto los tejidos cercanos se intoxiquen y deterioren, favoreciendo la aparición de las hemorroides y su cura.

He pensado que es mejor subir el vídeo explicativo, como dicen "una imagen vale más que mil palabras".

ALIVIA LAS HEMORROIDES CON EL FRÍO.


Los efectos del frío sobre la piel son dos principalmente. 

Por una parte el frío es un vasocontrictor, hace que la circulación sanguínea se retire de la parte superficial de la piel y por tanto se desinflame la hemorroide o almorrana.  Si aplicamos frío en la zona de la hemorroide, notaremos un alivio al instante y sentiremos como se reduce la inflamación de la vena congestionada. No obstante hay que tener algo en cuenta. Si bien es cierto que el frío tiene un efecto vasoconstrictor, al cabo del tiempo (unos 10 minutos) puede producir el efecto contrario. Por tanto, el frío no deberá aplicarse más de 10 minutos.  Eso es lo que sucede cuando en un día muy frío se enrojecen las mejollas y la nariz. Nuestro cuerpo, con la intención de evitar daños en los tejidos que se enfrían en exceso, lleva una mayor cantidad de sangre caliente. 


Por otra parte, el frío tiene la capacidad de aliviar el dolor. En cierta manera el frío adormece la zona y produce, a través de la sedación de los nervios de la piel, un gran alivio..

Sabiendo este sencillo remedio para aliviar las hemorroides, únicamente nos falta por averiaguar cómo lo vamos a aplicar. Un remedio sencillo y económico de preparar. La forma más sencilla es utilizar agua fresca o fría. Siempre que se sienta dolor y sobre todo después de hacer las deposiciones.

También podemos utilizar baños de asiento, llenar con agua fresca un recipiente lo suficientemente grande como para introducir nuestras posaderas dentro de ellas. esta forma de aplicar el frío es más útil cuando las hemorroides son internas.


Si el dolor es muy fuerte, podemos pasarnos suavemente un cubito de hielo, el alivio será inmediato.

RUSCO O ACEBO PARA HEMORROIDES.


La planta Ruscus aculeatus, es conocida por diferentes nombres: escoba del carnicero, rodilla acebo, acebo caja y escoba dulce, recibe su nombre debido a que fue utilizado una vez por los carniceros en Europa para limpiar sus bloques de cortar. Pero el nombre más común es Rusco o acebo menor. El rusco tiene una larga historia de uso tradicional para las hemorroides y venas varicosas. De hecho, frecuentemente se utiliza cuando hay mala circulación subyacente en las venas.

Dado que la hemorroide es al fin y al cabo una acumulación de sangre que produce una inflamación, podríamos utilizar las propiedades vasoconstrictora y antiinflamatoria del rusco para reducir la inflamación. El rusco se ha demostrado que causa constricción de las venas mediante la activación de los receptores alfa-adrenérgicos en las células del músculo liso de las paredes de las venas, que son los músculos que se contraen y dilatan dificultando o facilitando la circulación de la sangre. Hay varios pruebas que estudian y ofrecen pruebas sobre la eficacia de rusco para las hemorroides. Resumiendo, los datos extraídos aseguran que después de estudiar 124 casos de pacientes con hemorroides, encontraron que el 75% de los que tomaron extracto de rusco sintieron un alivio de las molestias y tuvieron una reducción de las hemorroides o almorranas. 

El rusco se recomienda generalmente en forma de cápsulas o té. El té, que tiene un sabor ligeramente amargo, se prepara al agregar una cucharadita de la hierba en una taza de agua caliente durante 10 a 15 minutos. Un edulcorante natural tal como la estevia  o Stevia se puede utilizar para endulzar. Aunque también no sirve la miel.

Contraindicaciones:

El rusco puede interactuar con medicamentos para la presión arterial alta, la hiperplasia benigna de próstata (HBP), bloqueadores alfa, antidepresivos o inhibidores de la MAO (estos últimos son los primeros antidepresivos que se inventaron, el nombre de MAO hace referencia a monoamina oxidasa).

PALÁN PALÁN UN REMEDIO PARA LAS HEMORROIDES.

Imagen de http://www.comocurarlashemorroidesdeformanatural.com/

Estarás de acuerdo conmigo en que si sufres de hemorroides, quieres quitarte esa molestia que en ocasiones es tan dolorosa que no permite olvidarte de ella. Una forma para poder eliminar las hemorroides o almorranas y en poco tiempo es utilizando una planta llamada Palán Palán, Nicotiana glauca . Una planta que empiezan a utilizar las empresas farmacéuticas para preparar cremas antihemorroides dada la probada efectividad, tanto para hemorroides externas, internas o sangrantes.

Te puedes hacer con la planta en herboristerías, o incluida en productos hemorroidales, por ejemplo. Pero también puedes conseguirla de la madre naturaleza. Para ello, os dejo la descripción:

Arbusto o árbol pequeño, glabro con tallos ramificados de hasta 6 m. Las hojas son ovadas, elípticas u oblongas de color verde cenizo y flores alargadas y amarillas . Es una especie invasora que ya habita prácticamente todo el continente americano y parte de otros como Europa.

Si quieres la descripción completa te dejo el enlace de la Wikipedia.

Para curar las hemorroides, sólo utilizaremos las hojas de esta planta. Además tenemos que recordar que esta planta es tóxica y sino queremos tener un fuerte dolor de tripa, conviene que no la tomemos. 

Simplemente dejamos secar las hojas a y cuando lo estés ( a veces con un día es suficiente) podremos almacenarlas y utilizar solo lo que necesitemos. Para aplicarla sobre la hemorroide usaremos solo la cantidad necesaria y después de cortarlas y humedecidas con aceite, trituraremos las hojas hasta conseguir una textura similar a la de una pasta. 
Se añade directamente a la hemorroide. El ano debe limpiarse bien antes de aplicar la pasta.
Otra forma es hacer baños de asiento con un puñado de hojas de Palán Palán.

BEBE AGUA PARA LAS HEMORROIDES.


La mayoría de las hemorroides tienen su origen o empeoran a causa de las heces duras y a causa del estreñimiento. Cuando las heces pasan demasiado tiempo en el intestino grueso, cuando tardan en expulsarse o cuando el cuerpo no está lo suficientemente hidratado, nuestro cuerpo empieza a absorber líquidos de las heces y estas se convierten en una masa dura, seca y de difícil para el tracto intestinal.

Quizá hayas escuchado alguna vez que hay que beber 2 litros de agua al día, que se debe tomar para conseguir muchos beneficios. Y quizá de tanto oírlo le hemos restado importancia. Pero si sufres de hemorroides, tienes que tomar 2 litros de agua al día, también caldos y frutas jugosas.  Así evitaremos la deshidratación que como hemos dicho, repercute en un mayor estreñimiento... algo que no nos conviene si sufrimos de hemorroides, ya sean internas como externas.

Por último, muchos alimentos contienen fibra y los podemos tomar para evitar el estreñimiento. No obstante, lo ideal es que los alimentos con fibra sean jugosos. Ya que la fibra, absorbe mucha agua y puede producir una ligera deshidratación si no se bebe suficiente y entonces conseguimos el efecto contrario, que el cuerpo retenga las heces para conseguir más agua. 

Por ejemplo, la mayoría de los panes, de la bollería, aunque contenga fibra, son alimentos alimentos que absorben agua, por tanto, lo ideal es tomar mucho líquido para contrarrestar la absorción.

UN EJERCICIO PARA LAS HEMORROIDES.

Las hemorroides, ya sean internas o externas, aunque se sientan más a la hora de evacuar, tienen su origen en una mala circulación sanguínea en la zona. Cuando estamos mucho tiempo sentados, la presión que ejerce el asiento sobre las nalgas, impide la circulación sanguínea de forma fluida. También impedimos que la circulación sanguínea sea fluida cuando permanecemos mucho tiempo de pie parados. Cuando la sangre se queda en la hemorroide o almorrana, esta se inflama y es cuando produce el dolor, escozor y en algunos casos sangrado.

Existe un ejercicio que tiene su origen en el yoga, que nos ayuda a mover la circulación sanguínea de la zona. Es ideal para cuando sentimos las molestias típicas que producen.

EL EJERCICIO:

- Nos tumbamos hacia arriba con las piernas flexionadas y la planta de los pies en el suelo
- Los brazos deben ir estirados a lo largo del cuerpo.
3º- Hay do movimientos que deben ir acompañados de la respiración:
     3.1º -  Inspiramos y arqueamos la espalda baja, la zona lumbar.
     3.2º -  Espiramos y llevamos la zona lumbar hacia el suelo. Es importante que esté en contacto la mayor superficie de la espalda con el suelo.



Repetiremos este movimiento de forma dinámica pasando del paso 1 al 2 como en el dibujo y al ritmo de la respiración. En la bajada o aplanamiento de la zona lumbar para estar en contacto con la superficie del suelo, el movimiento debe ser poco a poco, vertebra a vertebra. Desde las dorsales bajando una a una hasta llegar al sacro. En breve notareis resultados.
Debes colocarte sobre una esterilla o toalla, evita que el suelo esté frío.

En Yoga existen muchos ejercicios que nos son útiles para reducir las hemorroides o almorranas. En general, se tratará de hacer ejercicios invertido, que son aquellos en que la cabeza se encuentra debajo de la pelvis. Algunos ejemplos son:

Uttanasana

Halasana

ACELGAS PARA LAS HEMORROIDES.


La verdad, no es que sea el vegetal preferido de los niños, pero también es cierto que no suelen ser los niños los que sufran de hemorroides o almorranas. La acelga se toma para desinflamar ciertas partes de nuestro cuerpo como la vejiga, la próstata, tubo digestivo y hemorroides o almorranas que puedan aparecer en este. Además, sirve para problemas de estreñimiento facilitando el paso de las heces.

Primeramente, podemos incluir las acelgas en nuestra dieta. 

El modo más sencillo es hacerlo en ensaladas. Pero podemos hacer un caldo de acelgas. Estas son más suaves que las espinacas y su tiempo de cocción es menor. 
Debemos cortar las hojas verdes para hervirlas. Cuando el agua rompa ha hervir, se echan las hojas de acelgas y se deja que hierva durante 20 a 30 minutos. Se añade sal al gusto y luego se escurre para que no sepa amarga (yo personalmente le echo un chorro de limón).

  • Se debe tomar 2 veces al día.

Para sacarle el máximo provecho a las acelgas si queremos eliminar el dolor de las almorranas es aplicarlas directamente sobre esta. Lo único que hay que hacer es cortar unas hojas, lavarlas y dejarlas en la nevera. Se aplica la cantidad suficiente que necesitemos para cubrir la hemorroide y si puede ser, debe hacerse 3 veces al día, puedes ayudarte de una gasa.

PREVIENE LAS HEMORROIDES.


Normalmente, no queremos prevenirnos de algo que no nos ha afectado. Pero cuando hemos sufrido las hemorroides, cuando hemos pasado una crisis de dolores o incomodidad, lo que queremos es que no vuelva a suceder nunca más... aunque este ímpetu dure unos pocos días. Pero si aplicamos unos simples consejos podremos hacer que aparezca menos veces o incluso nunca. Veamos:

Deja la actividad sedentaria e intenta mover la circulación sanguínea. Si estamos sentados o de pie mucho tiempo, impedimos que la circulación sanguínea fluya por la zona, y por tanto se produce la inflamación.

2º Cada vez que hagas deposiciones debes limpiarte bien con agua y terminar con agua fresca. Puedes utilizar toallitas con Aloe Vera. Y evita las toallitas perfumadas o el papel que no sea muuuy suave.

3º No retrases las deposiciones, si te esperas a ir al baño, el colon absorberá mayor cantidad de agua de las heces y estas serán más duras y más compactas. Por tanto dolerán más y provocarán la inflamación de la almorranas o hemorroides.

4º Añade agua a tus dietas. Sobre todo si está compuesta por muchas proteínas... con mucha carne por ejemplo.

5º También debes tomar frutas y verduras que contienen mucha fibra. La fibra es una sustancia que básicamente sirve como lubricante del bolo digestivo, no tiene ninguna capacidad nutritiva. No obstante, tomar fibra también requiere de mucha agua, que normalmente tienen las frutas y las verduras.

6º Si tienes que estar tumbada durante varios periodos de tiempo, porque estés embarazada, tengas algún problema o por la circunstancia que sea, es mejor tumbarse de lado sobre el izquierdo. Evitarás comprimir la vena principal.

7º Mantener un peso corporal adecuado, a mayor peso mas se dificulta la circulación sanguínea y aumenta la retención de líquidos, así como la acumulación de tóxicos.

8º No levantar pesos pesados ni hacer actividades físicas muy intensas.

9º Es conveniente utilizar cojines especiales si tienes que permanecer sentado durante varias horas.

REMEDIO NATURAL: LECHE Y CEBOLLA

Se dice que Cleopatra se bañaba en leche de burra y que gracias a esto conseguía mantener una piel joven y saludable. Parece ser que esto no deja de ser una leyenda, no obstante, las empresas de belleza sí han sabido extraer las propiedades de la leche para añadirlos a sus cremas y ungüentos para la piel.



Para tratar las hemorroides, sobre todo si son externas, podemos utilizar la leche (no es necesario que sea de burra) y la cebolla (que ya hemos utilizado en otro remedio).

Preparación:
Echamos en medio litro de leche 1 cebolla bien picada en trozos pequeños. Calentamos la mezcla a fuego lento y justo antes de que empiece a hervir, retiramos del fuego.

Uso:
Aunque este remedio lo he encontrado en internet aconsejando que se aplique de alguna forma el vapor que salga de la preparación sobre la hemorroide, esto en la práctica de bastante difícil. Por eso, para conseguir un mejor efecto, no limpiaremos la hemorroides con la mano o una gasa muy suave. La mezcla no debe estar caliente. Mejor tibia o un poco más fresca.

Las propiedades desinfectantes y astringente de la cebolla junto con la capacidad hidratante de la leche, nos ayudarán a recuperarnos de las molestas hemorroides o almorranas.
Además, la leche es un alimento que forma una película pegajosa, que en estos casos nos ayudará como lubricante si sufrimos de estreñimiento o heces duras y secas.

Agregar en un litro de leche cuatro cebollas grandes cortadas en pedacitos. calentar a fuego lento y cuando comience a salir vapor, con mucho cuidado, colocar la preparación en un lugar apropiado de forma que el vapor actúe sobre las hemorroides y alivie las molestias.

HIGIENE Y LIMPIEZA DE LA ZONA ANAL.


Mantenga el área anal limpia, es importante para evitar la aparición de hemorroides y almorranas y también facilita que estas desaparezcan desde el primer momento.

Cosas a tener en cuenta:

  • No hace utilizar jabón, si no es un jabón neutro y poco agresivo, ya que hay algunos jabones que pueden producir cierta irritación... algo contraproducente si tenemos hemorroides. 
  • Tampoco es necesario utilizar toallitas, pero si prefieres utilizarlas, es mejor evitar aquellas que no contengan alcohol o perfumes.
  • Si después de lavarte, al secarte, te duele con el roce del papel, puedes utilizar el secador y secarte la zona suavemente, a cierta distancia para no calentar la zona.


Simplemente realice baños de asiento, báñese o dúchese diariamente o varias veces al días, con agua tibia y luego fresca. El agua fresca producirá la contracción venosa y reducirá la inflamación de la zona.

Este sencillo remedio es complementario al tratamiento que puedas realizar o a cualquier otro remedio que puedas sacar del blog.

EL CALOR Y LAS HEMORROIDES.

El calor. Seguramente habréis oído, o padecido si es el caso, que durante unos días de calor y bochorno, hay personas que se quejan de piernas hinchadas, que les duelen las piernas, que retienen líquidos o que les duelen las varices y se produce una mala circulación sanguínea sobre todo en las piernas. El motivo de esto es que el calor dilata las venas e impide que la circulación sanguínea se produzca con fluidez.

Pues así, igual que vemos que el calor continuado es perjudicial para las varices, para la circulación sanguínea, podemos llegar a la conclusión de que el calor continuado es muy perjudicial para las hemorroides. No es de extrañar que aquellas personas que más sufren de hemorroides son en general aquellas que, por sus circunstancias (como el trabajo), tienen que permanecer sentados en una silla durante horas y horas al día. Estar sentado tanto tiempo lo que hace es retener y almacenar el calor irritando aun más la zona anal. Y al calor hay que añadirle la presión continuada que se ejerce sobre esta zona dificultando el riego sanguíneo fluido, agravando aun más los problemas de hemorroides y almorranas.

Es por eso que si sufres de hemorroides o almorranas, es conveniente que evites el calor en la zona. No obstante, el calor no es del todo perjudicial si se hace con moderación.

FRÍO - CALOR

Uno de los tratamientos para combatir las hemorroides es alternar frío-calor. Por una parte el frío contraerá la inflamación y por otra el calor relajará la zona y reducirá el dolor.

No obstante, aunque con el frío sintamos un gran alivio, es mejor no aplicarlo durante un periodo muy prolongado ya que pasado un rato el frío es contraproducente. sI

Lo mismo sucede con el calor, se debe aplicar un calor suave y no dejarlo un periodo muy prolongado.


Tengo hemorroides ¿qué hago?

Quizá limpiándonos, en el momento de ir al baño, después de un fuerte dolor en el ano o tras ver que tenemos sangre al limpiarnos el esfinter, sospechamos que todas estas molestias pueden deberse a hemorroides y a almorranas.

Entonces, ¿qué hacemos?

Lo primero, tómate tu tiempo. No te pongas nervioso y no te asustes. En la web encontrarás muchos remedios que son muy eficaces. Lo primero que debes hacer es quitarte el dolor y detener el posible sangrado. Para ello lo mejor es limpiarte el esfinter con agua fresca y jabón. El agua fresca reducirá la inflamación y también el dolor. Como el frío es vasoconstrictor, además de reducir la inflamación, puede favorecer que el sangrado se detenga si fuera el caso.

Posteriormente, es aconsejable ponerse crema especial para las hemorroides, alguna pomada hemorroidal que, en general, nos van a servir de ayuda y que son muy eficaces. Si no tienes, y no puedes hacerte con ella, puedes aplicarte un poco de crema hidratante. Facilitaremos así el paso de las heces y ayudaremos a que la zona se recupere. Por cierto, cuando sienta la necesidad de defecar, debes ir al baño de inmediato, no esperes hasta más tarde. Si postergamos la hora de ir al baño, el intestino grueso seguirá absorbiendo nutrientes y líquidos provocando heces más duras y compactas. Heces que producirán la irritación de la zona, mayor dolor, inflamación y sangrado. Así que no te esperes.

Por otra parte, algunas medidas que tienes que tener en consideración son en especial dos:

1º- Añade fibra a tu dieta. La fibra no se digiere y aumenta el volumen del bolo intestinal, facilita así el paso de las heces.

2º- Ejercicios. Realiza ejercicios para mover la circulación sanguínea. Estar mucho tiempo sentado es una de las causas principales de la aparición de la hemorroides. La falta de circulación sanguínea al estar sentado, junto con el calor que se produce y la presión ejercida, hace que en aquellos oficios en los que se trabaja sentado, es en los que más frecuencia de hemorroides se padecen entre los trabajadores.

Por último, siempre es aconsejable ir al médico para considerar la gravedad de la hemorroides, sobretodo si después de 3 días comiendo fibra, realizando ejercicio y otro tipo de precauciones, persisten las molestias.

HAMAMELIS PARA LAS HEMORROIDES

http://www.hieloterapia.com/

Una de las propiedades más beneficosas que podemos encontrar para remediar los problemas de hemorroides o almorranas son los beneficios que nos aportan los productos astringentes y antiinflamatorios. Una planta que nos va ayudar y que de hecho se utiliza para la producción de pomadas y otros productos para las hemorroides es la hamamelis. Una planta de fácil plantación y de origen americano pero que actualmente podemos encontrar en cualquier zona templada del planeta.

De todas formas, la manera más sencilla de conseguir los beneficios de esta planta es comprar los preparados que existen. Concentrados con base acuosa o una tintura de hamamelis que se aplica de forma muy sencilla. Simplemente, después de lavarse la zona con agua tibia y jabón, debes bañar una bola de algodón en el preparado de hamamelis. Luego te lo aplicas y verás que bien funciona sobre las hemorroides y en especial con las hemorroides sangrantes.

Para que el dolor desaparezca rápidamente se aconseja guardar la botella con hamamelis dentro del frigorífico para que al aplicarlo sobre las hemorroides, el mismo frío junto con las propiedades del hamamelis ayude a descongestionar más rápidamente la vena inflamada.

Por cierto, hay algunos preparados que además de hamamelis, contienen manzanilla o aloe vera (sábila), en cualquier caso nos ayudarán igualmente con las hemorroides o almorranas.

ENEMAS CON LIMÓN PARA HEMORROIDES INTERNAS

Las hemorroides internas son más problemáticas que las externas, no podemos limpiarlas, hidratarlas o curarlas tan fácilmente. En estos casos, lo ideal es beber mucho líquido y mantener una dieta con fibra, incluyendo fruta y verdura, a la vez que reducimos la ingesta de carne. Pero si el caso lo requiere, si nos duele, si sangra, podemos utilizar este sencillo remedio casero que nos aliviará desde el principio.

El limón tiene múltiples propiedades beneficiosas para nuestra salud: refrescante, astringente, desinfectante y diurético. Para las desinfectar y desinflamar las hemorroides internas se puede utilizar un enema mezclando zumo de un limón con medio litro de agua tibia. Lo ideal es que esté a unos 30º  más o menos, nunca muy fria y tampoco muy caliente.

Recuerda que para la introducción de la boquilla debes untar la zona con algún tipo de lubricante para no irritar más una parte de tu cuerpo que ya se encuentra dañada.

La forma más sencilla es utilizar pipetas (como en la imagen) que podéis encontrar en cualquier farmácia o tienda de salud. Así controlas tu mismo la profundidad, la presión y la cantidad que se introduce.

ACEITE DE HIPÉRICO PARA HEMORROIDES O ALMORRANAS.

El Hipérico (Hypericum perforatum) es una planta medicinal que comúnmente se utiliza para tratamientos antidepresivos. Pero esta planta tiene otros usos  y beneficios que podemos utilizar para aliviar los dolores y las molestias que nos pueden producir las hemorroides o almorranas, aun cuando estas sangren.

Entre las propiedades útiles para las hemorroides, podemos encontrar que esta planta es un formidable analgésico y sedante que nos aliviará notablemente el dolor. Otra característica aun más formidable para las hemorroides es la capacidad que tiene el hipérico como un potente cicatrizante capaz de acelerar el proceso de cicatrización de cualquier tipo de daño en la piel.

Para el aprovechar las propiedades de esta planta podemos juntar un poco de aceite de hipérico con un poco de aceite de Aloe Vera o Sábila y un poco de aceite de caléndula. Removerlo bien y aplicarlo en la zona dos veces al día, una siempre antes de acostarse y después de haberse lavado bien la zona con jabón.

Si las hemorroides sangran, puedes hacer un preparado con unas ramitas del hipérico, milenrama y consuelda, colocándolo todo en 2 litros de agua y dejando que hierva durante 10 minutos. Luego se retira y se cuela. Luego debes hacer un lavado con baños de asiento permaneciendo 15 minutos.


Hemorroides: los 7 pasos a seguir.

Tenemos hemorroides o almorranas que nos causan dolor y nos sangran, ¿qué podemos hacer?

Cuando hemos tenemos almorranas o hemorroides, es porque hay factores, como la alimentación o el modo de vida sedentario, que facilitan que aparezcan. Así que hay que tener en cuenta que si no se cambian estos dos factores, es muy posible que vuelvan a aparecer.

Veamos los 7 pasos a seguir.

  1. Lo primero que debemos hacer es tomar conciencia de la alimentación que tomamos y la vida que llevamos. 
  2. Empezaremos bebiendo más agua y utilizando un tratamiento casero de los que hemos visto (como el de Aloe o Llantén) remedios que ayudarán a cerrar la herida, evitando la infección y aliviará el dolor.
  3. También puedes echar mano de cremas antihemorroides que tengan analgésico y antiinflamatorio. Suelen funcionar y desinflaman la hemorroide aunque no curan la raíz del problema.
  4. Cada vez que se hagan deposiciones deben limpiarse con agua tibia y con jabón. 
  5. Revisaremos la dieta y cambiaremos las proteínas que hacen deposiciones secas y duras por alimentos con fibra. Verduras, vegetales, fruta, legumbres...
  6. Después de variar la alimentación, hay que eliminar totalmente alimentos que puedan irritar el colon: elimina los picantes, el alcohol y reduce la cantidad de café.
  7. Mueveté, si realizas ejercicio, una hora caminando la día, reduces y muchos las posibilidades de que vuelvan a aparecer. Y si en tu trabajo estas mucho tiempo sentado, levántate cada 1 hora y estira y camina un poco.


Un aliado para combatir las hemorroides: Pasiflora.

La Pasiflora o Flor de la Pasión (también se conoce como Pasionaria o Flor de los clavos de Cristo), es una planta trepadora originaria de México que tiene propiedades adecuadas para los problemas de Almorranas y hemorroides. La Pasiflora es un potente antiinflamatorio, analgésico y deinfectante que podemos tomar de dos maneras para que su efecto sea el doble.

Por una parte, podemos tomar infusiones de Pasiflora. La preparación es sencilla: vertemos en un vaso con agua hirviendo una cucharada de pasiflora, hojas o flores, se deja reposar y en 5 minutos se cuela y se endulza con un poco de miel o azúcar moreno. Tomar dos al día.

Otra forma más rápida de conseguir los beneficios de esta planta medicinal, es utilizarla de forma tópica sobre las hemorroides o almorranas. Para las hemorroides sangrantes, introducir en un recipiente con agua hirviendo, 100 gr. de hojas y flores frescas de pasiflora o flor de la pasión ( o 50 gr. de flores y hojas secas). Retirar del fuego, dejar enfriar y colar. Se emplea para hacer lavados unas 2 o 3 veces al día.


No debe tomarse por más de una semana y siempre consultar al médico en caso de embarazo o lactancia.

Hemorroides: cuándo ir al médico.

Cuando sufrimos hemorroides o almorranas, lo ideal es ir al médico para que pueda recetarnos el mejor tratamiento y si fuera necesario, plantear la posibilidad de utilizar algún método quirúrgico.
Cierto es, que por pudor, miedo, vergüenza, intentamos retrasar la visita hasta que ya no podemos más, entonces es quizá demasiado tarde para poder recuperarnos sin utilizar técnicas médicas invasivas que impedirán una pronta recuperación. Para evitar esto, hay que saber cuando ir al médico y dejar los miedos a un lado.

¿Cuándo debemos ir al médico pues? Pues aquí te dejo algunos consejos.

Debes consultar al médico si:


  • Advierte sangre fecal o sangra el recto
  • Tiene una diarrea inexplicable o estreñimiento durante más de 2 semanas.
  • El tratamiento no mejora los síntomas.
  • Se siente enfermo o baja de peso.
  • Tiene dolores rectal prolongado o molestias excesivas al defecar.


Debes acudir inmediatamente al médico si:


  • La hemorragia rectal es intensa.



Baño de asiento con romero, cola de caballo y ortiga

Si somos propensos a sufrir almorranas o hemorroides, podemos hacer un sencillo baño de asiento para prevenir que vuelvan a aparecer.Una vez a la semana tomaremos el baño a ser posible con hierbas como romero, cola de caballo y ortigas. Lo ideal es que pongáis el agua caliente con las plantas, luego, dejar enfriar un poco y os bañáis cuando el agua está tibia.

  • El romero desinflama y relaja la zona 
  • La cola de caballo, además de desinflamar y favorece la cicatrización cuando las hemorroides son sangrantes.
  • La ortiga (Ortiga Mayor) es un analgésico y desinflamante muy potente.

Por supuesto, después de las deposiciones, debes lavarte lo mejor posible con agua fresca y jabón. Y aplicar un poco de crema hidratante... al principio notarás una sensación rara. Pero en muy pocos días verás que desaparecen las hemorroides o almorranas.

Própolis para hemorroides y almorranas.

Con el própolis, del cual se saca el propóleo, se prepara un aceite que viene fenomenal para reducir los problemas de almorranas y hemorroides.
Este aceite tiene propiedades, muchas:
Acción antibacteriana y bacteriostática.
Acción cicatrizante
Acción positiva sobre los mecanismos inmunológicos.
Acción antifúngica
Acción anestésica.
Acción antiinflamatoria.
Acción balsámica. 

Estas última tres actividades del própolis son las que nos van a ayudar a reducir la inflamación y en general la molestias que nos producen las hemorroides.

Para sacarle el máximo partido al própolis, cada vez que defequemos, nos debemos lavar muy bien el ano con agua y con jabón y después, aplicamos sobre la zona con una esponja o una gasa bien limpias, aceite de própolis untado.

Si quieres saber más sobre el propoleo y sus propiedades: ENLACE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...