Mostrando entradas con la etiqueta Remedios caseros y naturales para curar las hemorroides.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Remedios caseros y naturales para curar las hemorroides.. Mostrar todas las entradas

Tengo hemorroides ¿qué hago?

Quizá limpiándonos, en el momento de ir al baño, después de un fuerte dolor en el ano o tras ver que tenemos sangre al limpiarnos el esfinter, sospechamos que todas estas molestias pueden deberse a hemorroides y a almorranas.

Entonces, ¿qué hacemos?

Lo primero, tómate tu tiempo. No te pongas nervioso y no te asustes. En la web encontrarás muchos remedios que son muy eficaces. Lo primero que debes hacer es quitarte el dolor y detener el posible sangrado. Para ello lo mejor es limpiarte el esfinter con agua fresca y jabón. El agua fresca reducirá la inflamación y también el dolor. Como el frío es vasoconstrictor, además de reducir la inflamación, puede favorecer que el sangrado se detenga si fuera el caso.

Posteriormente, es aconsejable ponerse crema especial para las hemorroides, alguna pomada hemorroidal que, en general, nos van a servir de ayuda y que son muy eficaces. Si no tienes, y no puedes hacerte con ella, puedes aplicarte un poco de crema hidratante. Facilitaremos así el paso de las heces y ayudaremos a que la zona se recupere. Por cierto, cuando sienta la necesidad de defecar, debes ir al baño de inmediato, no esperes hasta más tarde. Si postergamos la hora de ir al baño, el intestino grueso seguirá absorbiendo nutrientes y líquidos provocando heces más duras y compactas. Heces que producirán la irritación de la zona, mayor dolor, inflamación y sangrado. Así que no te esperes.

Por otra parte, algunas medidas que tienes que tener en consideración son en especial dos:

1º- Añade fibra a tu dieta. La fibra no se digiere y aumenta el volumen del bolo intestinal, facilita así el paso de las heces.

2º- Ejercicios. Realiza ejercicios para mover la circulación sanguínea. Estar mucho tiempo sentado es una de las causas principales de la aparición de la hemorroides. La falta de circulación sanguínea al estar sentado, junto con el calor que se produce y la presión ejercida, hace que en aquellos oficios en los que se trabaja sentado, es en los que más frecuencia de hemorroides se padecen entre los trabajadores.

Por último, siempre es aconsejable ir al médico para considerar la gravedad de la hemorroides, sobretodo si después de 3 días comiendo fibra, realizando ejercicio y otro tipo de precauciones, persisten las molestias.

Llantén menor.


Para las hemorroides y almorranas, este antiguo remedio casero y natural a base de una planta llamada Llantén te vendrá muy bien.

Ingredientes:

  • 40 gr de hojas frescas de llantén.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 10 gr de hojas secas pulverizadas.


Preparación:
Extraer el jugo de un puñado de hojas frescas y limpias (40 gr). Mezclarlo con la mantequilla y las hojas de llantén pulverizadas. Mezclar hasta conseguir una pasta homogénea.

Uso:
Se pone un poco de esta pasta en un paño y se aplica de 3 a 4 veces al día en la parte afectada. Lo demás se guarda en un frasco.

Comer en abundancia y hemorroides o almorranas.

Después de las comilonas que se preparan en las fechas especiales, como en Navidades, es posible que reaparezcan las indeseadas hemorroides o almorranas. Si las padeces, es bueno que tengas en cuenta estos pequeños consejos para evitar que los dolores, sangrados y otros síntomas vayan a más.

1º- Cuidado con el alcohol. No bebas bebidas muy alcohólicas, cada vez que aumentes el consumo, aumentas las posibilidades de sufrir de nuevo hemorroides. (saber más, enlace).

2º- Comer mucho, en general irrita el intestino y sobretodo al paquete venoso. Existen protectores que suavizan el impacto que tiene tanta comida sobre el intestino.

3º- Recuerda que dispuestos a comer, debes ingerir fibra: fruta y verdura, que faciliten el paso y la evacuación. Piensa que las comidas abundantes son difíciles de digerir, esto hace que la permanezca más tiempo dentro del sistema digestivo y por tanto se endurezca. (Alimentos ricos en fibra, enlace).

4º- Ya vimos que no hay que abusar de las comidas picantes... estas son mortales para las hemorroides y almorranas. Las  irritan e inflaman. (saber más, enlace).

5º- Si fumas, controla e intenta no fumar más. En las relaciones sociales, los fumadores fuman más, y esto también daña las hemorroides o almorranas, la nicotina, al igual que la cafeína irritan el sistema nervioso, venas,etc.

Ungüento de manzanilla y pétalos de rosa.


A pesar de todo, las hemorroides, almorranas y las fisuras anales son muy comunes después de un parto. Este ungüento de manzanilla y pétalos de rosa es un remedio excelente.

Ingredientes
250 ml de aceite de germen de trigo
10 g de manzanilla
Los pétalos de 2 rosas
20 g de cera de abejas
20 g de lanolina

Preparación
Mezclar con el aceite de germen de trigo, la manzanilla y los pétalos de rosa, calentando suavemente la mezcla durante 1 hora y filtrándola a continuación.
Mientras, se funden la cera de abejas y la lanolina, que se mezclarán con el aceite obtenido tras la hora de cocción. El ungüento se verterá en un bote esterilizado donde se dejará solidificar antes de utilizarse.

Uso
Puede aplicarse varias veces al día durante 7 días. La mejora es casi inmediata.

Cocimiento de ajo, laurel y clavo


Como todo el mundo sabe, si las han sufrido, las hemorroides son un mal muy incómodo y molesto... pero siempre hay algún remedio para aliviar los dolores como el siguiente remedio casero y natural:

Ingredientes
3 dientes de ajo
1 puñado de clavo
2 hojas de laurel
½ l de agua

Preparación
Mientras se pone a hervir el agua, se machaca el ajo en un mortero. Cuando el agua empiece a hervir se añade el clavo, el laurel machacado y el ajo. Ha de cocer durante ½ hora a fuego lento y dejarse reposar después durante otros 10 minutos. Por último se cuela.

Uso
Aplicar sobre la zona afectada con una compresa o un poco de algodón.

Hemorroides, almorranas y heces duras.

Lo más inteligente es que cuando tengamos un problema, vayamos directamente a por la raíz que lo provoca. Nada de aliviar síntomas, de tomarme una pastilla o una pomada que solo nos alivian los dolores pero que no curan los males.

Asi que vayamos al meollo... Normalmente las hemorroides se producen a causa de una irritación o hinchazón de las venas del recto. Cuando esto se produce de manera asidua, las venas se infectan, se enquistan, se inflaman e incluso sangran... infectándose más y volviendo al principio.

Esto suele pasar por culpa de las heces duras (principalmente) . No hace falta explicarlo, seguramente muchos habremos sufrido el paso de estos "monstruos" acompañados de suspiros, gruñidos y jadeos.

Cuando estas heces pasan por el colon van raspando y rascando una zona ya afectada y dolorida. Y esto normalmente perjudica el conjunto de síntomas de las hemorroides. Así que... ¿cual es la solución?

Pues beber mucha agua y comer mucha fibra. No hay más.

El propóleo para hemorroides y almorranas.


El propóleo es una miel, una sustancia que obtienen las abejas de las yemas de los árboles y que luego procesan en la colmena, convirtiéndola en un potente antibiótico con el que cubren las paredes de la colmena y con el fin de combatir las bacterias, virus y hongos que puedan afectarla.

Las propiedades del propóleo son muchas, y desde hace siglos se ha utilizado para remediar los dolores y las molestias producidas por el colo irritable, hemorroides, fístula anales y peri anales, colitis ulcerosa...

Para poder utilizar los beneficios del propóleo para combatir las hemorroides y almorranas existen cremas y tinturas alcohólicas. Las pomadas tópicas de propóleo, cremas, lociones, bálsamos y extractos generalmente son aplicados directamente en el área que se va a tratar. No se recomienda aplicarse cerca de los ojos. Puede irritar, aunque creo que ese no será nuestro caso.

Puedes aplicarte agua de propóleo después de ir al baño. Lavarte bien y con jabón y una vez seca la zona te lo aplicas con una gasa desinfectada.

Durante el embarazo pueden aparecer con bastante frecuencia hemorroides y almorranas. Tomar propóleo es en principio inocuo. De todas formas antes de tomar propóleo , si estas embarazada, debes informarte. Añadir cualquier suplemento alimentario debe ser revisado por el médico.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...