Mostrando entradas con la etiqueta Remedios caseros y naturales.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Remedios caseros y naturales.. Mostrar todas las entradas

RUSCO O ACEBO PARA HEMORROIDES.


La planta Ruscus aculeatus, es conocida por diferentes nombres: escoba del carnicero, rodilla acebo, acebo caja y escoba dulce, recibe su nombre debido a que fue utilizado una vez por los carniceros en Europa para limpiar sus bloques de cortar. Pero el nombre más común es Rusco o acebo menor. El rusco tiene una larga historia de uso tradicional para las hemorroides y venas varicosas. De hecho, frecuentemente se utiliza cuando hay mala circulación subyacente en las venas.

Dado que la hemorroide es al fin y al cabo una acumulación de sangre que produce una inflamación, podríamos utilizar las propiedades vasoconstrictora y antiinflamatoria del rusco para reducir la inflamación. El rusco se ha demostrado que causa constricción de las venas mediante la activación de los receptores alfa-adrenérgicos en las células del músculo liso de las paredes de las venas, que son los músculos que se contraen y dilatan dificultando o facilitando la circulación de la sangre. Hay varios pruebas que estudian y ofrecen pruebas sobre la eficacia de rusco para las hemorroides. Resumiendo, los datos extraídos aseguran que después de estudiar 124 casos de pacientes con hemorroides, encontraron que el 75% de los que tomaron extracto de rusco sintieron un alivio de las molestias y tuvieron una reducción de las hemorroides o almorranas. 

El rusco se recomienda generalmente en forma de cápsulas o té. El té, que tiene un sabor ligeramente amargo, se prepara al agregar una cucharadita de la hierba en una taza de agua caliente durante 10 a 15 minutos. Un edulcorante natural tal como la estevia  o Stevia se puede utilizar para endulzar. Aunque también no sirve la miel.

Contraindicaciones:

El rusco puede interactuar con medicamentos para la presión arterial alta, la hiperplasia benigna de próstata (HBP), bloqueadores alfa, antidepresivos o inhibidores de la MAO (estos últimos son los primeros antidepresivos que se inventaron, el nombre de MAO hace referencia a monoamina oxidasa).

ACELGAS PARA LAS HEMORROIDES.


La verdad, no es que sea el vegetal preferido de los niños, pero también es cierto que no suelen ser los niños los que sufran de hemorroides o almorranas. La acelga se toma para desinflamar ciertas partes de nuestro cuerpo como la vejiga, la próstata, tubo digestivo y hemorroides o almorranas que puedan aparecer en este. Además, sirve para problemas de estreñimiento facilitando el paso de las heces.

Primeramente, podemos incluir las acelgas en nuestra dieta. 

El modo más sencillo es hacerlo en ensaladas. Pero podemos hacer un caldo de acelgas. Estas son más suaves que las espinacas y su tiempo de cocción es menor. 
Debemos cortar las hojas verdes para hervirlas. Cuando el agua rompa ha hervir, se echan las hojas de acelgas y se deja que hierva durante 20 a 30 minutos. Se añade sal al gusto y luego se escurre para que no sepa amarga (yo personalmente le echo un chorro de limón).

  • Se debe tomar 2 veces al día.

Para sacarle el máximo provecho a las acelgas si queremos eliminar el dolor de las almorranas es aplicarlas directamente sobre esta. Lo único que hay que hacer es cortar unas hojas, lavarlas y dejarlas en la nevera. Se aplica la cantidad suficiente que necesitemos para cubrir la hemorroide y si puede ser, debe hacerse 3 veces al día, puedes ayudarte de una gasa.

Hemorroides: cuándo ir al médico.

Cuando sufrimos hemorroides o almorranas, lo ideal es ir al médico para que pueda recetarnos el mejor tratamiento y si fuera necesario, plantear la posibilidad de utilizar algún método quirúrgico.
Cierto es, que por pudor, miedo, vergüenza, intentamos retrasar la visita hasta que ya no podemos más, entonces es quizá demasiado tarde para poder recuperarnos sin utilizar técnicas médicas invasivas que impedirán una pronta recuperación. Para evitar esto, hay que saber cuando ir al médico y dejar los miedos a un lado.

¿Cuándo debemos ir al médico pues? Pues aquí te dejo algunos consejos.

Debes consultar al médico si:


  • Advierte sangre fecal o sangra el recto
  • Tiene una diarrea inexplicable o estreñimiento durante más de 2 semanas.
  • El tratamiento no mejora los síntomas.
  • Se siente enfermo o baja de peso.
  • Tiene dolores rectal prolongado o molestias excesivas al defecar.


Debes acudir inmediatamente al médico si:


  • La hemorragia rectal es intensa.



Própolis para hemorroides y almorranas.

Con el própolis, del cual se saca el propóleo, se prepara un aceite que viene fenomenal para reducir los problemas de almorranas y hemorroides.
Este aceite tiene propiedades, muchas:
Acción antibacteriana y bacteriostática.
Acción cicatrizante
Acción positiva sobre los mecanismos inmunológicos.
Acción antifúngica
Acción anestésica.
Acción antiinflamatoria.
Acción balsámica. 

Estas última tres actividades del própolis son las que nos van a ayudar a reducir la inflamación y en general la molestias que nos producen las hemorroides.

Para sacarle el máximo partido al própolis, cada vez que defequemos, nos debemos lavar muy bien el ano con agua y con jabón y después, aplicamos sobre la zona con una esponja o una gasa bien limpias, aceite de própolis untado.

Si quieres saber más sobre el propoleo y sus propiedades: ENLACE

Tumbado para el dolor.

El síntoma más molesto que podemos tener cuando sufrimos de las hemorroides, es el dolor. No molesta al estar de pié, sentado e incluso acostado, y no sabemos como ponernos. Por supuesto el cuerpo es muy sabio y siempre nos mostrará cual es la posición más cómoda y mejor reduciendo el dolor de las hemorroides y almorranas.

Pero si tenemos alguna duda, tenemos que tener en cuenta que la mejor postura es tumbado (boca arriba) y elevar las piernas un poco por la horizontal del cuerpo, estate en esa posición relajando el cuerpo durante 10 minutos. Además, realizar este ejercicios un par de veces al día  , reducirá la inflamación y el dolor.

Este remedio puede utilizarlo quien sea, incluso las más delicadas como personas mayores o embarazadas. Únicamente que si te relajas mucho es conveniente levantarse poco a poco.

Rallado de patata para las hemorroides.

No es broma si digo que las patatas van bien para las hemorroides y almorranas. No, realmente la patata  es muy buena, el almidón que contiene produce un efecto emoliente. De hecho, se utiliza para mascarillas y cremas antiacné y se consiguen buenos resultados.
Además, las patatas tienen propiedades astringentes que pueden ayudar a reducir la hinchazón de las hemorroides y aliviar el dolor y la picazón.


Para aplicar la patata en los casos leves y graves de hemorroides y almorranas, se debe eliminar la piel y rallar una papa, coloca la pulpa en la zona afectada. Se puede dejar en el área por unos quince minutos antes de retirar y aclarado. Un consejo útil es poner en la nevera durante unos quince o veinte minutos antes de aplicar para enfriar la patata rallada . La papa fresca puede calmar la zona, así como ayudar a reducir la inflamación para aliviar el dolor y la picazón. Es uno de los remedios caseros y naturales más eficaces para las hemorroides.

Compresas de lino o linaza.

La linaza, la semilla del lino, tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Y entre ellas, podemos encontrar algunas que nos van a favorecer los problemas de almorranas y hemorroides, estas son:



  1. Gracias a su alto contenido en prostaglandinas y en omega 3, la linaza regular la tensión arterial.
  2. Desinflamar la zona.
  3. Ayuda a controlar el estrés que es un factor que agraba las hemorroides y almorranas.
  4. Contiene una alta concentración de antioxidante.
  5. Además actúa como laxante, evitando el estreñimiento.


Preparación:
Para preparar este remedio, se agregan 50 gramos de semilla de linaza a 3 litros de agua y se les hierve durante 20 minutos, se filtra luego y se les exprime. 

Uso: 
Debe aplicarse con compresas con la pasta de lino "linaza" a las partes afectadas.



Bioflavonoides para hemorroides: ideal para embarazadas.


Para las almorranas o hemorroides, tanto internas como externas, podemos echar mano a un compuesto vegetal que recibe el nombre de bioflavonoides. Los bioflavonoides son un remedio natural y casero y se creen actúa sobre las hemorroides estabilizando y el fortaleciendo las paredes de los vasos sanguíneos y reduciendo la inflamación.

Desde hace tiempo se llevan utilizando para reducir la inflamación, el dolor y posibles sangrados durante un ataque agudo de hemorroides.

Este tratamiento para las hemorroides es muy aconsejable para las hemorroides y almorranas en embarazadas ya que apenas tiene efectos secundarios, y si aparecen son leves y poco frecuentes (los flavonoides tangeretina sin embargo, no debe ser utilizado por las personas que toman tamoxifeno para el cáncer de mama).

Los principales flavonoides que se encuentran en las frutas cítricas, diosmina, herperidin y oxerutinas, parecen ser beneficiosos. Por tanto podemos asegurar que comer frutas cítricas es un buen remedio para las hemorroides.

Rusco, tratamiento para hemorroides.

El Rusco (Ruscus aculeatus) es una planta utilizada para el tratamiento de las hemorroides y várices, gracias a sus componentes que son vasoconstrictoras y antiinflamatorias. Se aplica en forma externa y se utiliza su rizoma, raíz y hojas. Es recomendado para tratar problemas de mala circulación sanguínea. En la medicina popular, se utiliza para aliviar los síntomas tales como hinchazón y la inflamación y fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos .El compuesto activo de el Rusco es la escina, un componente que ayuda y favorece la circulación sanguínea. Además contiene gran cantidad de taninos, los glucósidos, la resina, el calcio y el potasio.

 El Rusco  puede ser tomado como un té o en cápsulas. También se puede aplicar externamente como una compresa. No se debe administrar durante el embarazo o lactancia. Sus bayas, consumidas por niños, provocan vómito, diarreas y convulsiones. 

Espinacas

Las espinacas sirven como antiinflamatorio, y desde hace años se ha aplicado para aliviar las inflamaciones intestinales.

Gracias a esta propiedad vamos a utilizar las espinacas como remedio casero y natural muy apropiado para bajar la hinchazón de las hemorroides, ya que el efecto de las espinacas sobre las hemorroides es descongestiva y además relaja y alivia la zona.



Ingredientes:
3 hojas de espinacas.
1 cucharada de aceite de oliva.

Preparación:
Picar las espinacas en trocitos tan finos como sea posible.
2. Mezclar las espinacas con aceite, mojándolas bien hasta que quede una pasta homogénea.

Forma de usarla:
Coger una porción reducida de la pasta preparada y se debe introducir en el esfínter anal. Lo que sobra de esta pasta se unta con gasas y se aplica. A veces, se puede sujetatar con esparadrapo o con la misma ropa interior.





Pimienta para hemorroides y almorranas.


Un remedio para las hemorroides y almorranas, que es natural y casero, es utilizar las propiedades de la pimienta y los beneficios que produce esta sobre la circulación sanguínea.

La pimienta, aparte de ser un condimento muy utilizado en la cocina, por su sabor y por su aroma, produce un efecto vasoconstrictor sobre las venas de nuestro cuerpo. Además limpia, desintoxica y facilita la circulación de sangre renovada.

Para curara las hemorroides puedes tomar la pimienta del siguiente modo:

Procedimiento:

- Mezclar granos de pimienta, sal, nata de la leche y jengibre.
- Beber el resultado al menos dos veces por día para ver resultados.

Por cierto, es indiferente utilizar un tipo de pimienta u otra (pimienta negra, blanca, verde o rosa), ya que en mayor o menor medida son todas beneficiosas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...